Mantenerse en forma en la Tercera Edad

December 21, 2011  —  By
dieta de 2000 calorias

Tan importante para nuestra salud es estar en forma durante nuestra juventud y madurez, como mantenernos en plena forma a partir de los 60 años. Cada vez vivimos más años, y cuanto mejor estemos físicamente, en mejor estado se encontrará nuestra mente y nuestro corazón.

Actividad Física en la Tercera Edad

Podemos seguir haciendo ejercicio físico toda la vida. Hay que cuidarse sea cual sea nuestra edad. Así, hay que adecuar las actividades físicas tanto a nuestra edad como a nuestro estado de salud. Para que nuestro estado de salud sea bueno en los últimos años de nuestras vidas, es importante haber llevado una vida sana, gracias a una alimentación saludable y a una actividad física constante en el tiempo.

No hay que pensar que llegados a “viejos” no podremos hacer otra cosa que pasar el tiempo viendo la televisión o jugando a las cartas con nuestros iguales. Nada de eso, sino todo lo contrario. Es una edad en la que dispondremos de más tiempo libre, por lo que tendremos más tiempo para practicar algún deporte. Nuestro cuerpo y nuestra mente nos lo agradecerán.

Deportes para Mayores

Siempre supervisados por un especialista, se podrán realizar deportes tales como pasear, bicicleta, natación o cualquier otra actividad física suave, pero dinámica.

La Dieta de 2 Semanas

Hay multitud de actividades con estas características, que además de ayudarnos a mantenernos en forma, nos ayudará también a socializarnos con otras personas de nuestra edad. Para muchos, puede ser una buena terapia contra la soledad, que en estas edades suele ser muy común.

Alimentación para mantenerse en forma

A cualquier edad es imprescindible acompañar estas actividades físicas con una buena alimentación, equilibrada y adecuada al desgaste físico del individuo.

De esta manera, no debe faltar en nuestra dieta diaria una buena base de frutas y verduras, así como carnes y pescados. Es importante también añadir algún tipo de cereal para combatir posibles estreñimientos y demás alteraciones estomacales propios de la edad.

Sea como sea, hay que ser conscientes de la importancia de llegar a estas edades con la mejor forma física posible. Nos ayudará a vivir mejor y a combatir mejor los posibles achaques propios de la edad.